Potsdam: el Telón de Acero, Federico el Grande y las patatas

Berlín es uno de los destinos europeos más visitados en estos tiempos.

Palacio Sans Souci de Federico el Grande

Palacio Sans Souci (Sin Preocupaciones) de Federico el Grande. Fotografía de Miguel Chico.

Su efervescencia cultural, recorridos alternativos, cafés literarios y los mercadillos junto al Muro (¡Saltemos el Muro!) no pasan desapercibidos para todos los culoinquietos, buscavidas o intelectuales.

Las afueras de Berlín también destilan este eclecticismo tan atrayente.

Potsdam, la ciudad de los contrastes, es un buen ejemplo de ello. A tan sólo 20 kilómetros de la ciudad de Berlín y fácilmente accesible en tren de cercanías, que puedes tomar en muchas estaciones de la ciudad con Tickets para zonas A-B-C, es una magnífica opción para dedicar un día de tu viaje a la capital germánica.

Hay varias compañías que organizan tours guiados en español para visitarla.

Puente que sufrió la división y da la entrada a Potsdam.

Puente que sufrió la división y da la entrada a Potsdam.

Parques infinitos, canales navegables hasta los Países Bajos, vegetación frondosa y palacios ornamentados crean el decorado más absurdo para diseñar la nueva Europa y firmar el Telón de Acero.

Potsdam ha visto káiseres, ha visto tronos y rodar coronas, ha visto luz y ha estado en sombras, ha visto huídas sigilosas y persecuciones políticas, ha firmado Tratados, ha formado a líderes rusos en su sede de la KGB y ha engendrado la nueva Europa.

La Historia no se esconde.

La Historia no se esconde.

Potsdam,  igual que Berlín, ha de pasar a la historia.Y tú, no debes perdértela.

En Potsdam son convocadas las tres potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial. En el Palacio de Cecilienhof, Winston, Churchill y Stalin deciden cómo administrar Alemania y de paso, Europa.

Stalin es el encargado de dar la bienvenida a sus “colegas” y en un alarde de hospitalidad, decora muy sutilmente el jardín que preside la entrada del Palacio.

La Bienvenida de Stalin y otras sutilezas.

La Bienvenida de Stalin y otras sutilezas.

Así, se puso de manifiesto una frontera física e ideológica que Churchill, un año más tarde, en 1946, denominó El Telón de Acero. Se partió Europa, se partió Alemania y se partió Berlín.

(Si esto te da curiosidad, que espero que sí, porque es apasionante, te recomiendo documentales sobre la Guerra Fría. No te quedarás dormido.)

Por esto muere la gente.

Por esto muere la gente. Marca de la Frontera en medio del puente.

Hay mil historias que narran aventuras y desventuras de aquellos que intentaban cruzar la frontera, incluso cuentan de una pareja de enamorados que consiguió huir construyendo un pseudosubmarino para cruzar el río.

Sobre este río está el puente en el que se mantiene hoy la marca de la frontera y puedes poner un pie en cada uno de los lados.

Aquí estudió Putin.

Aquí se formó un reciente líder ruso.

Agradezco que existan testimonios así. Ser la misma a un lado y al otro. Mi padre en un lado y mi madre en el otro. Todos iguales. Saltando encima como queramos y viendo que no pasa nada. La raya no existe. Fue solo un invento. Un invento de papel. Para controlar y tener poder. Como todas las fronteras. Es imposible estar encima de esa raya y no aceptar la evidencia. Quisiera que todos la pisáramos. Una raya. Digo, una frontera. Digo, ¿no es lo mismo?

Y atravesando el puente libremente puedes retozar en los mil y un parques de Potsdam, callejear por el centro, buscar en sus escaparates anillos de la época prusiana y todo tipo de antigüedades.

Parques de Potsdam

Parques de Potsdam. mivelerobergantin.wordpress.com

Y así, mientras piensas qué bonito es todo y qué fuerte es lo que aquí se ha tramado, cuando la cabeza te da vueltas intentando entender lo incomprensible, cuando las preguntas superan la wikipedia de tus padres, cuando vas enlazando hechos que han desencadenado otros y piensas lo listo y lo idiota que ha sido el ser humano, un majestuoso SANS SOUCI te relaja de inmediato.

Sans Souci es el palacio de Federico el Grande. Y Sans Souci quiere decir Sin Preocupaciones. Y a mí no se me ocurre mejor nombre para este palacio.

ALEMANIA 575

Federico el Grande (Berlín 1712 – Potsdam 1786), tercer Rey de Prusia, Grande por sus hazañas militares tras la Guerra de Siete Años, amante de la literatura y la música, insignia del despotismo ilustrado, condenaba a Maquiavelo y exigía mayor justicia moral para los gobernantes (Justicia Moral, como si sólo fueran dos palabras). También fue flautista, escritor e íntimo de Voltaire y Bach.

Consiguió rebajar la mortalidad de su pueblo e incrementó considerablemente la población.

Amante confeso de sus perros, con los que está enterrado en las puertas de su palacio.

Tumba de Federico el Grande.

Tumba de Federico el Grande. mivelerobergantin.wordpress.com

Sobre su tumba y la de sus perros no hay flores.

Hay patatas.

Kilos de patatas.

O de papas.

Patatas que le siguen llevando en agradecimiento por romper el tabú de lo que crecía bajo tierra era alimento del diablo.

Patatas que permitieron que una generación sin nada comiera bastante y barato.

Si el hambre y las crisis se pueden combatir con buenas ideas.

Yo hoy, como Federico el Grande, pido Justicia Moral para los gobernantes.

Y en su honor, ceno tortilla de patatas.

Hasta pronto,

Ayarí.

Anuncios

9 pensamientos en “Potsdam: el Telón de Acero, Federico el Grande y las patatas

  1. Con tus palabras me has hecho revivir lo que sentí en nuestro viaje a Berlín, fue como agitar los sentimientos en una batidora, pero también los buenos momentos que pasamos en Postdam visitando este palacio, paseando por sus parques y saboreándonos un buen bocadillo con una cervecita.
    ¡Ánimo, sigue adelante enriqueciéndonos y removiéndonos con tus palabras!.
    Espero abrazarte pronto y celebrar esa fiesta que tenemos pendiente.
    Constanza

¡Me encantaría saber qué te parece, opina aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s