AMARO PARGO: Historia de un Corsario

“Una leyenda es una gran historia que se transmite de generación en generación, mezclando realidad con fantasía… Esta es la historia de una leyenda que se perdió en algún punto entre el Mar Caribe y el Océano Atlántico…”

Amaro Rodríguez Felipe, "El Pargo"

Amaro Rodríguez Felipe, “El Pargo”

Esta publicación no es un compendio de fuentes, no es una interpretación histórica, no es una investigación profunda, no es una crónica periodística, no es una fuente a tener en cuenta.

Estas letras son un homenaje. A una vida intensamente vivida. A los que luchan por recuperar las historias. A los que buscan entre polvos restos de tesoros. A los que hacen justicia diaria.

De justicia es, honrar el nombre del Capitán Amaro Pargo, a quien, el indolente tiempo, había hecho injusto merecedor del mayor de los castigos: El Olvido.

Sigue leyendo

Potsdam: el Telón de Acero, Federico el Grande y las patatas

Berlín es uno de los destinos europeos más visitados en estos tiempos.

Palacio Sans Souci de Federico el Grande

Palacio Sans Souci (Sin Preocupaciones) de Federico el Grande. Fotografía de Miguel Chico.

Su efervescencia cultural, recorridos alternativos, cafés literarios y los mercadillos junto al Muro (¡Saltemos el Muro!) no pasan desapercibidos para todos los culoinquietos, buscavidas o intelectuales.

Las afueras de Berlín también destilan este eclecticismo tan atrayente.

Potsdam, la ciudad de los contrastes, es un buen ejemplo de ello. A tan sólo 20 kilómetros de la ciudad de Berlín y fácilmente accesible en tren de cercanías, que puedes tomar en muchas estaciones de la ciudad con Tickets para zonas A-B-C, es una magnífica opción para dedicar un día de tu viaje a la capital germánica.

Hay varias compañías que organizan tours guiados en español para visitarla.

Puente que sufrió la división y da la entrada a Potsdam.

Puente que sufrió la división y da la entrada a Potsdam.

Parques infinitos, canales navegables hasta los Países Bajos, vegetación frondosa y palacios ornamentados crean el decorado más absurdo para diseñar la nueva Europa y firmar el Telón de Acero.

Potsdam ha visto káiseres, ha visto tronos y rodar coronas, ha visto luz y ha estado en sombras, ha visto huídas sigilosas y persecuciones políticas, ha firmado Tratados, ha formado a líderes rusos en su sede de la KGB y ha engendrado la nueva Europa.

La Historia no se esconde.

La Historia no se esconde.

Potsdam,  igual que Berlín, ha de pasar a la historia.Y tú, no debes perdértela.

Sigue leyendo