La Gran Aventura de la Barrera de Coral

Hay muchas cosas que merece la pena hacer en la vida aunque nos cuesten un esfuerzo. Esta es, sin duda, una de ellas.

¡Allá vamos!

¡Allá vamos!

La Gran Barrera de Coral es el único ser vivo que se puede ver desde el espacio. Esto ya nos dice algo. Es grandiosa.

Como datos curiosos, contaros que la Gran Barrera es más larga que la Gran Muralla China, con una longitud de 2.300 kilómetros, desde Queensland hasta el estrecho de Torres, al Sur de Nueva Guinea.

Hay más de 400 tipos de coral, 1.500 tipos de esponjas, y 4.000 razas de almejas. ¡Toma ya!

El amanecer de la cacatúa.

Los buenos días de la cacatúa. Fotografía de MS.

¿Qué es el coral?

El coral es un animal que vive en colonias submarinas. Es como un saquito de huesos con tentáculos en la parte superior. Crecen en agua clara, templada y a poca profundidad. Al morir, se van solidificando en un calizo esqueleto y van naciendo nuevos pólipos encima. Así, tras el paso de miles de años, se han formado los Arrecifes de la Gran Barrera de Coral.

Corales.

Corales.

La Gran Barrera se puede visitar desde diversas zonas, aunque generalmente, dos son las más recomendables: la Costa de las Whitsundays y la bahía de Cairns.

La ventaja de hacerlo desde Whitsunday es que también puedes visitar el archipiélago y la playa más bonita del mundo: Whitehaven Beach. Si quieres verla, pulsa aquí.

DSC_0685

La Gran Barrera se encuentra a 300 kilómetros de la orilla en la parte Sur y a 30 kilómetros en su extremo norte.

Para alcanzarla, existen barcos y guías que, de manera controlada, organizan una visita.

Hay tours para todos los gustos y edades. Hay barcos con fondos de cristal para aquellos que prefieran no zambullirse, barcos con cavidad submarina para una visión más amplia, pequeñas embarcaciones que se acercan a puntos no demasiado alejados y que permiten chapuzones con snorkel y barcos que te acercan a plataformas instaladas de forma permanente en epicentros de coral en los que puedes realizar todo tipo de visión submarina. Mi humilde recomendación es que, ya que has ido hasta las Antípodas, llénate de valor y atrévete a sumergirte Into de Blue.

Barco desde el puerto hasta la plataforma.

Barco desde el puerto hasta la plataforma.

Todo preparado en la plataforma.

Todo preparado en la plataforma.

Nuestra primera visita la concertamos con una importante cadena. Un barco grande y con numerosa tripulación nos recogió en el puerto de Aerlie Beach y tras dos horas de navegación, llegamos a una plataforma habilitada con todo el utillaje necesario.

Barco con visión submarina.

Barco con visión submarina.

Vigilantes, comunicaciones y barcos auxiliares cercan la zona para alertar de la posible visita de tiburones (a los que no hay que temer por ser inofensivos, o eso nos dijeron).

Con cuidado.

Con cuidado.

Guías profesionales te ayudan a pertrecharte con el equipo que mejor se adapte. Te explican el funcionamiento de todos los útiles y te acompañan al agua.

Para todas las tallas.

Para todas las tallas.

Si no eres muy experimentado y vas algo nervioso, te aseguro que en cuanto te ponen una estrella de mar en la palma de la mano y mientras tienes entre tus pies a varios nemos aleteando en una anémona, sólo una cosa se te pasa por la cabeza: Qué Suerte Tengo.

Nemo y su papá jugando con los tentáculos de una anémona.

Nemo y su papá jugando con los tentáculos de una anémona.

La práctica de Snorkelling es libre y es una gozada. Te sumerges cuanto quieres, nadas entre los peces y ves salir burbujitas de los corales.

Pero nadar en la Barrera de Coral es ante todo experimentar nuevas sensaciones.

Almeja gigante

Almeja gigante

En medio del mar. Un mar dividido por franjas de azules. Las que marcan las propias dimensiones del arrecife.

Espacio supervisado y franjas de colores por la presencia de arrecife que llega casi hasta la superficie.

Espacio supervisado y franjas de colores por la presencia de arrecife que llega casi hasta la superficie.

Metes tu cabeza en el agua. Y ya sólo escuchas el silencio. Ese silencio que sólo se alcanza a escuchar en el fondo del mar.

Ante tí un mundo nuevo. No se parece a nada. Atraviesas esa línea tras la que te conviertes en extraño. Hay peces que se paran ante tu cara.

D1000001

Y lo más increíble: descubres los colores. Allí no hay azul. Es azul Coral. Mi nuevo color preferido. Aunque fuera de ahí, no lo he vuelto a encontrar. Lo sigo buscando. Verde coral. Lila Coral. Rojo Coral. Amarillo Coral.

D1000016

Y se mueven los corales. Y los colores. Y el vaivén recuerda a una cuna. Muy suave. Como un mecer. El de la corriente. Que casi no llega.

D1000007

Una fatiga te despierta y te das cuenta de que han pasado cuatro horas. Subes a la plataforma a por un zumo. Coges un “espagueti acuático” para ayudarte a descansar, y otra vez al mar.

D1000009

Y allí entendí por qué la vida, nació del agua.

Hasta el próximo chapuzón,

Ayarí.

D1000020

Anuncios

Un pensamiento en “La Gran Aventura de la Barrera de Coral

  1. Hola Ayari
    Tus explicaciones y las fotos, me han llevado hasta este rincon del planeta, y que por mi edad creo que no podre visitar en directo, pero a lo dicho con las fotos y la redaccion, tengo una magnifica vision de este fondo marino
    Buen verano y buenas vacaciones
    Josep Maria

¡Me encantaría saber qué te parece, opina aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s