Nueva Zelanda V: En la playa de los Leones Marinos

A las puertas de Sandfly Bay. Fotografía de MS.

A las puertas de Sandfly Bay. Fotografía de MS.

Hay rincones de la Naturaleza que no nos pertenecen porque ya tienen dueño.

Hay líneas que al traspasarlas nos convierten de inmediato en extraños.

La playa del Viento de Arena.

La playa del Viento de Arena.

La Barrera de Coral de las Islas Whitsunday es de los corales, las anémonas y los peces de colores.

El Atlántico de las Açores es de los cachalotes y de los delfines.

El Círculo Polar Ártico es de la Aurora Boreal y del Pueblo Sami.

DSC_5093

La playa de Sandfly Bay, a las afueras de Dunedin, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, es de los leones marinos.

León Marino.

León Marino.

 

Una “dulce pelea” por bombones en la fábrica de Cadbury puso fin a nuestra visita a la ciudad de Dunedin.

Dunedin, Otepoti o el Edimburgo del Sur se encuentra en la península de Otago y es la segunda ciudad más grande de la Isla Sur después de Christchurch.

DSC_5139

Una gruesa capa de grasa permite a los leones marinos soportar la ge´lida temperatura del mar.

Enlazando Braidwood Road y Seal Point Road, en poco más de media hora, llegamos a Sandfly Beach.

En un cierto punto, la carretera se acaba en un pequeño aparcamiento perimetrado con una valla de troncos de madera.Un precipicio a un lado y una escarpada ladera al otro.

Necesitan descansar varias horas sobre la arena para que los músculos puedan recargarse de oxígeno.

Necesitan descansar varias horas sobre la arena para que los músculos puedan recargarse de oxígeno.

Hace viento. Un viento frío y cortante. Un viento polar. Antártico. Que arrastra granitos de arena blanca y los clava en la piel.

Hay que bajar la ladera. Serpenteando las figuras de arena, como marcianas, que ha dibujado el viento.

Despertando. Estiramientos, bostezos y a comer! Fotografías de MS.

Despertando. Estiramientos, bostezos y a comer! Fotografías de MS.

La playa a los pies. Parece en calma. Arena blanca. Y sombras negras.

DSC_5239

Ya cruzamos esa línea tras la que nos convertimos en extraños.

La playa tiene dueños.

Y la hacen suya.

Pidiendo permiso y sin querer molestar,pero intrigados y alucinados, recorremos la orilla.

Gracias por dejarnos entrar.

Gracias por dejarnos entrar.

Hasta la próxima,

Ayarí.

Anuncios

2 pensamientos en “Nueva Zelanda V: En la playa de los Leones Marinos

  1. Es fantástica esta playa…nosotros disfrutamos de un desembarco de pingüinos de pico amarillo, en sitios asi es donde te das cuenta lo afortunado que eres de vivir por aquí.

¡Me encantaría saber qué te parece, opina aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s